jueves, 1 de noviembre de 2012

El SILENCIO MEDIÁTICO como ARMA Lo que NO nos CUENTAN simplemente NO EXISTE


«EL ARTE DE LA GUERRA»

El silencio mediático como arma

Según el sociólogo canadiense Marshal McLuhan, las nuevas tecnologías de la información iban a transformar el mundo en una aldea global donde las noticias circularían instantáneamente.



Nada más lejos de la realidad. 

Una cortina de hierro ha caído sobre los pueblos occidentales, a los que se mantiene en la ignorancia sobre importantes acontecimientos de actualidad, a la vez que se les cierra el acceso a los canales satelitales antiimperialistas.
 | ROMA (ITALIA)  
JPEG - 21.8 KB
 
«His Master’s Voice» (La Voz de su Amo), pintura de Francis Barraud convertida en el emblema de una célebre casa disquera a principios del siglo XX. 
 
El animal queda fascinado por la calidad del gramófono que reproduce la voz de su amo. Nuestra relación con los medios de difusión es muy parecida, ya que nos parecen atractivos cuando ratifican lo que ya sabemos.
Suele decirse que «el silencio es oro». Y sin dudas es cierto, pero únicamente el sentido de ese proverbio. El silencio adquiere su mayor valor cuando se utiliza como instrumento de manipulación de la opinión pública. 
O sea, si los periódicos, los noticieros de televisión y los talk shows no hablan de un acto de guerra, este simplemente no existe en las mentes de la gente que cree que sólo existe aquello que se menciona en los medios de difusión.
Por ejemplo, ¿cuánta gente sabe que Khartum, la capital de Sudán, fue bombardeada hace una semana? El ataque fue perpetrado durante la noche por varios cazas-bombarderos que golpearon una fábrica de municiones que, según Tel Aviv, abastece a los palestinos de Gaza. 
Israel es el único país de la región que dispone de aviones capaces de atacar un objetivo a 1 900 kilómetros de distancia, de burlar los radares y de bloquear las telecomunicaciones, y capaces también de lanzar misiles y bombas teleguiados con toda precisión desde varias decenas de kilómetros de distancia del blanco. 
Fotos captadas por satélites muestran, en un radio de 700 metros del epicentro, 6 enormes cráteres abiertos por potentísimas cabezas explosivas, que dejaron muertos y heridos. 
El gobierno israelí mantiene un silencio oficial, limitándose a afirmar que Sudán es un «peligroso Estado terrorista, respaldado por Irán». Sin embargo, los analistas en cuestiones de estrategia subrayan, dando como segura la procedencia del golpe, que podría tratarse de un ensayo de ataque contra las instalaciones nucleares iraníes. 
El pedido sudanés de que la ONU condenara el ataque israelí y la declaración del Parlamento Árabe, que acusa a Israel de violar la soberanía sudanesa y el derecho internacional, han sido ignorados por los grandes medios de difusión.
El bombardeo israelí contra Khartum desapareció por lo tanto bajo la capa de silencio mediático. Al igual que la masacre de Bani Walid, la ciudad libia atacada por las milicias «gubernamentales» de Misurata. Fotos y videos divulgados a través de Internet muestran impresionantes imágenes de la masacre allí perpetrada contra la población civil, niños incluidos. 
En un dramático video testimonial desde el hospital de la asediada Bani Wallid, el doctor Meleshe Shandoly habla de los síntomas que presentan los heridos, típicos de los efectos del fósforo blanco y de los gases asfixiantes. Inmediatamente después se supo que el médico fue degollado. Pero hay más testimonios, como el del abogado Afaf Yusef, sobre numerosas personas muertas sin haber sido alcanzadas por proyectiles ni explosiones. 
Cuerpos intactos, como momificados, similares a los encontrados en Faluya, la ciudad iraquí que las fuerzas estadounidenses atacaron en 2004 con proyectiles de fósforo blanco y con nuevas armas de uranio. 
Otros testigos hablan de un barco cargado de armas y municiones que llegó a Misurata poco antes del ataque contra Bani Wallid. Otros más hablan de bombardeos aéreos, de asesinatos y violaciones, de casas arrasadas con buldóceres. 
Pero esas voces también han sido ahogadas bajo la capa de silencio mediático. Al igual que la información sobre el hecho que, durante el asalto contra Bani Wallid, Estados Unidos bloqueó en el Consejo de Seguridad de la ONU la proposición rusa a favor de resolver el conflicto por la vía pacífica.
Noticias que no llegan, y que llegarán cada vez menos, a nuestras casas. La red satelital mundial Intelsat, cuyo cuartel general está en Washington, acaba de bloquear las transmisiones iraníes hacia Europa. Lo mismo hizo la red satelital europea Eutelsat. En esta era de la «información global», debemos escuchar únicamente la Voz del Amo.
Geógrafo y politólogo. Últimas obras publicadas:Geograficamente. Per la Scuola media (3 vol.), Zanichelli (2008) ;Escalation. Anatomia della guerra infinita, DeriveApprodi (2005).
Reaparición de las tropas coloniales
Reaparición de las tropas coloniales
«El arte de la guerra»
OTAN, piratería del siglo XXI
OTAN, piratería del siglo XXI
«El arte de la guerra»
Siria: la OTAN apunta al gasoducto
Siria: la OTAN apunta al gasoducto
«El arte de la guerra»
La línea negra de Netanyahu
La línea negra de Netanyahu
«El arte de la guerra»
Alcoa se va en F-35
Alcoa se va en F-35
«El arte de la guerra»
Fuente

Capitalismo y desinformación


Guatemala, 18 de Junio de 1954. Un ejército de mercenarios entrenado y financiado por la CIA, bajo el mando del coronel Castillo Armas, invade el país y derroca al presidente electo del Gobierno revolucionario Guatemalteco, Jacobo Arbenz, que había promulgado una ley de reforma agraria que interfería en los intereses de la omnipotente compañía norteamericana, United Fruit Company
La prensa guatemalteca, al servicio de los intereses económicos del Imperio, lanza una campaña de falsa propaganda emitiendo informes falsos sobre el desarrollo de la invasión a favor de Castillo Armas.

Chile, 11 de septiembre de 1973. Un golpe de Estado apoyado por la CIA, y manipulado por los grandes medios de comunicación, derroca al gobierno izquierdista de Salvador Allende, que estaba llevando a cabo medidas a favor de las clases más desfavorecidas, que interferían en los intereses económicos norteamericanos en el país. El comandante en jefe del ejército, Augusto Pinochet, asume el mando del país y dirige una brutal dictadura durante 17 años.

Venezuela, 11 de abril de 2002. Un golpe de estado protagonizado por algunos generales del ejército derroca durante  tres días al presidente electo Hugo Chávez Frías. 
El golpe estuvo ampliamente apoyado por los grandes medios de comunicación del país, pertenecientes a la derecha y a las élites económicas del país, y también por la Iglesia Católica, que no aceptaban la política del gobierno bolivariano, a favor de las clases desfavorecidas, y en detrimento de las grandes multinacionales extranjeras con intereses en el país. 
Afortunadamente, las bases del ejército, pertenecientes al pueblo llano, y leales al Comandante Hugo Chávez, consiguieron retomar el poder y devolver al presidente electo a su puesto.

Honduras, 28 de junio de 2009. Un golpe militar derroca al presidente electo Manuel Zelaya. Los medios de comunicación internacionales ofrecieron una visión parcial y sesgada a favor de los golpistas. Manuel Zelaya tuvo que exiliarse y actualmente el presidente de Honduras es Porfirio Lobo, que llegó al poder después de la convocatoria de elecciones. Aún así, ese gobierno no puede ser reconocido, ya que está ahí gracias a un golpe de estado.
Militares impiden la labor de los periodistas durante el golpe de estado de 2009 en Honduras
En estos cuatro golpes militares, Tan distantes entre sí, existen dos cosas en común: La participación de intereses financieros económicos extranjeros, principalmente norteamericanos, y el rol de la prensa, que, al servicio de esos intereses financieros apoyaron los golpes manipulando la información para, a base de mentiras, posicionar a la opinión pública en contra de los presidentes depuestos.

Históricamente las naciones de América Latina han sido pisoteadas y expoliadas por los intereses de empresas extranjeras. Casi el 100% de las tierras cultivables, han estado en manos de empresas norteamericanas como la United Fruit Company, famosa por su implicación en numerosos golpes de estado en Latinoamérica y por la explotación de sus trabajadores.

"Si no estamos atentos, los medios nos harán odiar al oprimido y amar al opresor" Malcom x

Los medios de comunicación, en manos de los mismos poderes económicos extranjeros, han jugado un papel muy importante a la hora del triunfo de los golpes. 
Su monopolio de la información les ha permitido manipular la información a su antojo, censurando ciertas noticias y consiguiendo así, el silenciamiento de todo apoyo a los presidentes depuestos. 
Los pocos medios independientes, o medios públicos que permanecían fieles a los gobiernos legítimos, eran ocupados militarmente y silenciados. 
Existen casos flagrantes de esta manipulación, como en el caso de Venezuela en el año 2002, donde los medios jugaron un papel crucial y vergonzoso en el triunfo inicial del golpe. 

El documental “La revolución no será televisada” muestra perfectamente el papel que jugaron los medios de comunicación en el caso de Venezuela.

El responsable final de estos golpes no es otro que el capitalismo, que sobrepone los intereses económicos de unos pocos sobre los intereses de la sociedad en general. 

No es de extrañar que el apoyo fundamental a los golpes militares proviniese de la élites más ricas de cada país y , como no, del ejemplo de capitalismo salvaje por excelencia, EEUU, que ha otorgado apoyo económico y militar a la mayoría de las dictaduras latinoamericanas a lo largo del siglo XX.

Se critica a Hugo Chávez por censurar los medios de comunicación y cerrarlos. Comenzó a hacerlo después del intento golpista de 2002, y en mi opinión acertadamente. No se puede permitir que esos medios que han apoyado el establecimiento de una dictadura, y que al hacerlo, indirectamente han causado decenas de muertes, sigan propagando su envenenada propaganda sin ningún impedimento. 
No es cierto que la existencia de muchos medios privados favorezca la libertad de expresión y la veracidad de la información, ya que todos los medios privados responden a un mismo interés.

Como dijo el Che, “En este asunto si no matas primero, te matan a ti”, y la mayoría de los golpes militares de Latinoamérica contra gobiernos socialistas y revolucionarios que tomaban medidas a favor del pueblo llano, fracasaron por no depurar a tiempo el ejercito y los medios de comunicación del imperialismo y la derecha.

Como vemos, la injerencia norteamericana en los asuntos de Latinoamérica no es cosa del pasado, y con el triunfo de las diferentes revoluciones existentes hoy en Sudamérica es más importante que nunca no cometer los errores del pasado y fortalecer las bases de las nuevas sociedades.


Un ejemplo del oscurantismo que existe en Occidente, en este caso en España 
Esconden datos que hacen pensar al ciudadano cosas que no son.

¿CUÁNTAS VIOLACIONES HAY CADA DÍA EN ESPAÑA?

Vivimos en un país de tercos y sobrados diría yo. Igual todos lo somos un poco. Así nos luce el pelo.

Estos días he estado siguiendo las noticias de prensa que hablan de la infame violación y tortura a Amanat, una joven de 23 años que falleció recientemente tras ser víctima de la agresión en un autobús de Nueva Delhi, y de cómo este hecho ha llevado a múltiples protestas en todo el país. 
 
Leyendo los comentarios sobre el hecho, frecuentemente aparecen frases del tipo "Esto solo sucede en países del tercer mundo", "están locos allí" y cosas similares. Nos rasgamos las vestiduras tanto que cualquier día saldremos desnudos a la calle.

La prensa sabrá por qué decide publicitar estos hechos y no cualquier otros. Indican, por ejemplo, que en la India se produce una violación cada veinte minutos, y que una de cada cuatro agresiones de este tipo quedan impunes (1). 
 
Cifras vistosas que entretienen al personal, ya de paso, y que fomentan una visión completamente equivocada de los "otros", de los ciudadanos de otros países y de su uso reiterado de la violencia. Hablo de racismo.

Nosotros no. Nosotros tenemos "episodios graves pero aislados". 
 
Por eso, nuestros medios hablan de cinco o seis suicidios en todo el año, dejando a un lado que se producen nada menos que nueve diarios, más de 3.000 anualmente (según datos de 2010). 
 
Nosotros hablamos de las horribles muertes de mujeres en México o de las 311.000 violaciones documentadas en Estados Unidos (2). 
 
Ocurre igual con los excesos contra la mujer del mundo musulmán, aunque aquí sucede algo curioso. 
 
Solemos ser beligerantes con aquellos países musulmanes con los que no tenemos acuerdos comerciales, porque aquellas brutales Dictaduras con las que nuestro Rey mantiene tan buena relación y donde, por ejemplo, se prohíbe incluso conducir a las mujeres, no están en nuestro punto de mira.

Miremos a Europa. 
 
En Bélgica, por ejemplo, se documentan entre 230 y 300 violaciones colectivas cada año (3). 
 
En España, las cosas resultan más complejas. Cito:
"¿Cuántas violaciones se han producido en 2011 en España? ¿Y malversaciones? ¿Estafas bancarias? 
 
¿Cuántos delitos han sido cometidos en el territorio controlado por el Cuerpo Nacional de Policía? ¿Cuántos en el de la Guardia Civil?
 
 ¿Cuántos robos en joyerías ha habido en un barrio concreto? 
¿Y en estancos? 
 
Son datos que no pueden conocerse examinando el anuario estadístico que publica el Ministerio del Interior. 
 
El documento de los últimos años agrupa los delitos (contra la vida, integridad y libertad personal; contra el patrimonio; lesiones; faltas de lesiones y otras faltas) y ofrece tasas por cada 1.000, 10.000 o 100.000 habitantes. 
 
Solo se dan cifras absolutas de delitos concretos en los casos de malos tratos en el ámbito familiar, corrupción de menores, pornografía infantil, blanqueo de capitales, posesión y consumo de drogas y de armas u objetos peligrosos. Es todo. 
 
Del resto no se sabe nada individualizadamente. 
 
Y, cuando un periodista acude a una comisaría a pedir los datos de robos del último año, la respuesta suele ser: “No se pueden dar; es una información reservada” (4)

El oscurantismo como medicina social. Lo mismo de siempre. 
 
Nuestros datos se reservan ¿Y para qué? 
 
Mientras que alguien da una explicación sobre esta vergüenza, esto da lugar a toda una serie de infamias y aseveraciones absurdas como, por ejemplo, esta que titula: "La plaga de las violaciones en grupo perpetradas por inmigrantes asola España" (5) y que viene a decir, sin miramientos y sabiendo que el oscurantismo dificulta que sean rebatidos, que estos hechos, cuando se dan en España es porque estos locos extranjeros vienen aquí y los hacen, salvo en casos mediáticos. 

Quitémonos la boina. Urge si no queremos despertar un día y admirar los escombros que nos han dejado. Se publican datos, a veces inconexos, más o menos cercanos a la realidad, a través de estadísticas de Fiscalía y demás. Las agresiones sexuales tienen una elevada cifra oscura a su alrededor en todo el mundo. 
 
Además, debemos borrar de nuestras cabezas la imagen de una agresión sexual como se suele contar, con un desconocido que aborda a la víctima en un rincón oscuro y apartado. 
 
Mayoritariamente, el agresor es un conocido o familiar de la víctima, y comete el hecho en un entorno conocido para ella.

La Sección de Análisis de la Conducta de la Policía (6), habló de 2.300 agresiones sexuales en España en 2010, lo que suponen 6.3 agresiones diarias. 
El Instituto de la Mujer, en datos de 2007, hablaba de 3.833 víctimas. Ya hablamos de 10.5 cada día. Piénselo bien. 
 
Mientras miramos a la India y nos sentimos tristes viendo el sufrimiento de aquellas mujeres, con las que debemos solidarizarnos en todo momento, hoy, mañana, cualquier día, en nuestras ciudades, más diez mujeres sufrirán una violación o una agresión que denunciarán. 
 
Figúrense las que no sabemos, las que no llegan hasta una Fiscalía. Tal vez existen datos más actualizados, se publiquen nuevos. Me encantaría que se aportaran. 

Hay una regla básica en todo esto. Los españoles no somos ni los más listos ni los más guapos ni los más civilizados. La mierda nos rebosa, de hecho. Y cuando nos insisten en contar los males de fuera, más se nos acumula dentro. 

La esencia literaria de este país es, bajo mi criterio, no es Don Quijote, sino el Lazarillo de Tormes. En sus primeras páginas hay una frase que describe muy bien lo que se venía explicando en este post, sobre nuestra costumbre de mirar fuera para evitar hablar de lo que hay dentro.
"Cuántos hay que huyen de otros, porque no se ven a sí mismos".

Pues eso.


Por supuesto, por si alguna víctima o algún conocido de alguien que haya sido víctima de una agresión, lee este blog por casualidad, les recuerdo que hay asociaciones de gente valiente que trata de apoyarles y orientarles. 
 
Por ejemplo, el Centro de Asistencia a Víctimas de Agresiones Sexuales (CAVAS). 
 
Podéis encontrarles aquí:  
 



(1) http://internacional.elpais.com/internacional/2012/12/29/actualidad/1356804118_291267.html
(2) http://www.experienceproject.com/l/es/s/historias/Violaci%C3%B3n-Estad%C3%ADsticas/188204
(3) http://www.alertadigital.com/2012/11/06/los-depredadores-sexuales-toman-europa-cada-ano-se-producen-entre-230-y-300-violaciones-colectivas-en-belgica/
(4) http://politica.elpais.com/politica/2012/03/18/actualidad/1332043764_289868.html
(5) http://www.minutodigital.com/actualidad2/2008/08/05/la-plaga-de-las-violaciones-en-grupo-perpetradas-por-inmigrantes-asola-espana/
(6) http://es.wikipedia.org/wiki/Secci%C3%B3n_de_An%C3%A1lisis_de_Conducta