domingo, 9 de junio de 2013

"Israel y sus aliados no quieren la presencia rusa en los Altos del Golán





"Israel y sus aliados no quieren la presencia rusa en los Altos del Golán"



Rusia podría enviar a los Altos del Goláncerca de 300 soldados para restablecer la misión de paz tras la retirada de las tropas austriacas, según dijo hoy el representante permanente de Rusia ante la ONU, Vitaly Churkin.

En este contexto, el analista Lajos Szaszdi admite que Israel es uno de los países que se oponen a la misión pacificadora rusa en la frontera entre Siria e Israel porque de llevarse a cabo una invasión de Siria tendrían que enfrentarse a las fuerzas de Moscú.


Rusia es una potencia, no es un país militarmente débil
"Israel podría estar opuesta a la presencia rusa porque entonces, de Israel intentar atacar con fuerzas terrestres e invadir a Siria por las Alturas del Golán, tendrían que pasar por encima del contingente de más o menos 300 soldados rusos", 

sugirió Szaszdi y enfatizó que "Rusia es una potencia, no es un país militarmente débil como lo es Austria, que se retira ahora, o como Filipinas", afirmó.


Además de Israel "podría ser que hay ciertos elementos, ciertos miembros de la ONU que no quieren que Rusia esté allí porque saben que Rusia defiende los intereses de Siria", dijo en las declaraciones a RT, señalando a Reino Unido y Francia como algunos de los que se opondrían a la partipación rusa en la misión de paz en la región.


RT

Sábado 8 de Junio de 2013, 09:26 pm

Rusia insiste en enviar contingente pacificador a los Altos del Golán

El Gobierno ruso reiteró que mantiene la propuesta de enviar un contingente pacificador compuesto por 300 efectivos a los Altos del Golán a fin velar por la paz entre Siria e Israel; Austria anunció el retiro de sus fuerzas de pacificación de esa región.





La fuerza de pacificación que Rusia pretende enviar a los Altos del Golán para mediar en el conflicto Israel-Siria estaría compuesta por 300 efectivos. (Foto:Archivo)




El Gobierno de Rusia reiteró su llamado a la comunidad internacional para aprobar el envío de tropas de cascos azules rusos a los Altos del Golán con el fin de mediar en la disputa entre Siria e Israel, iniciativa que fue planteada este viernes por el presidente ruso, Vladimir Putin.
En ese sentido, el viceministro de Exteriores ruso, Guennadi Gatílov manifestó  este sábado que “si el Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) está realmente preocupado por la tensión de los Altos del Golán, el envío del contingente ruso es la solución”.
Gatílov sostuvo que las viejas limitaciones no deberían influir al momento de tomar una decisión en el envío de fuerzas pacificadoras a la región, en relación al acuerdo entre Israel y Siria de que ningún miembro permanente del Consejo de Seguridad podría enviar fuerzas de pacificación al Golán, por consiguiente, “no hay que poner como pretextos unas restricciones impuestas hace 40 años. La misión de mantener la paz y la estabilidad demanda otros planteamientos políticos”.
Al momento de realizar esta propuesta de enviar tropas de paz a la zona, el mandatario ruso destacó que enviaría este contingente “solo en el caso de que las potencias regionales estén interesadas en ello” y sea solicitado por el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon. En total, la tropa de cascos azules estaría compuesta por 300 efectivos.
Incrementa la violencia
Un equipo de corresponsales rusos en los Altos del Golán fue atacado este mismo sábado por los rebeldes sirios que abrieron fuego contra el grupo. Al momento de ser agredido, el equipo se trasladaba en compañía de soldados sirios hacia el puesto de control Charlie, lugar en el que se encuentran los pacificadores de la ONU.
Por otra parte, el contingente austríaco anunció la retirada de sus tropas pacificadoras de los Altos del Golán, debido al incremento de los combates en la región.
Desde 1967 Israel ocupa unos mil 200 kilómetros cuadrados de los Altos del Golán que se anexó, una decisión que nunca fue reconocida por la comunidad internacional. Unos 510 kilómetros cuadrados permanecen bajo control sirio. Este jueves el Ejército sirio recuperó el control del paso fronterizo en los Altos del Golán.
Desde mediados de 2011, diversos grupos armados apoyados por fuerzas extranjeras como Estados Unidos y otros aliados han generado una ola de violencia que ya ha causado la muerte de más de 94 mil personas; mientras que otros cinco millones de personas permanecen en condición de refugiados en naciones vecinas.
teleSUR-Terra-RT/bm-AT

Sábado 8 de Junio de 2013, 08:12 pm

Tropas israelíes arremeten de nuevo contra palestinos en Cisjordania


Tropas israelíes lanzaron bombas lacrimógenas e incendiaron campamentos de manifestantes palestinos. (Foto: Archivo)

 
Tropas israelíes dispararon este sábado granadas lacrimógenas y balas recubiertas de caucho para incendiar la casa de campaña Canaan, donde se encuentran activistas de Derechos Humanos palestinos y extranjeros en resistencia contra la ocupación de territorios en Cisjordania.
La destrucción de este campamento de Canaan, construido en febrero pasado, se suma a la destrucción de aldeas similares como Bab el Shams, Al Karama, Al Asra y Al Manatir.
Israel se propone confiscar estos terrenos para construir viviendas destinadas a emigrantes sionistas ultraortodoxos. Los activistas se comprometieron a reconstruirla, a pesar de que las granadas asfixiantes y el fuerte calor puedan seguir con los incendios en la parcela de tierra en Al Jaba (Cisjordania), donde se encontraba la casa de campaña.
Con la confiscación de las tierras de Al Jaba, las autoridades israelíes aislarán a Cisjordania de la ciudad santa de Jerusalén, que los árabes llaman Al Quds.
La Autoridad Nacional Palestina demanda para las negociaciones de paz el cese de la confiscación de tierras palestinas, así como la excarcelación de los presos de esa nacionalidad en cárceles israelíes y la retirada a las fronteras anteriores a la guerra árabe-israelí de 1967.
Además del incendio se produjeron disturbios en los cuales decenas de manifestantes palestinos resultaron heridos en choques con soldados de la ciudad israelí Tel Aviv. Sin embargo, los activistas proseguirán las protestas contra la ocupación israelí en Cisjordania y Jerusalén.
En ocasión del aniversario de la ocupación, en 1967, y la anexión por Israel, en 1980, de la ciudad santa de Jerusalén, los palestinos mantienen las protestas.
Todos los viernes la población realiza marchas junto al llamado Muro de la Ignominia en protesta contra la confiscación de tierras para construir complejos habitacionales asignados a emigrantes de tendencia ultrasionista.
El Muro de la Ignominia es una valla de concreto que separa a localidades palestinas y complica aún más la definición del territorio que debe ocupar el Estado palestino independiente.
El régimen de Tel Aviv construirá mil nuevas viviendas en los territorios palestinos ocupadosilegalmente al este de Jerusalén Oriental, a pesar de las amplias críticas y condenas internacionales por su políticas de asentamientos y colonización.
La Organización de Naciones Unidas (ONU) y gran parte de la comunidad mundial consideran ilegales los asentamientos israelíes, porque los territorios fueron capturados por Tel Aviv en la guerra de 1967 y son, por lo tanto, sujetos a los Convenios de Ginebra, que prohíben la construcción en tierras ocupadas.
teleSUR-PL/kp-AT